sábado, 7 de octubre de 2017

458. Sobre la vida rutinaria y el pensar.

458.


                        A veces, se le denigra no al más malo, sino al que es menos malo. A veces, se le infravalora a quién viene de un nivel cultural y social más alto…

                        No incentivo y predico lo malo o la muerte, sino la realidad de la existencia, la vida y por consecuencia el bien y el amor y la paz…

                        No es lo mismo pensar el fracaso o el desaliento o el desengaño o cualquier otro constructo mental que pensarlo o sentirlo…

                        ¿Hay que admitir lo contrario y lo contradictorio en los hechos y en las ideas-conceptos y en las personas y en los fenómenos de todo tipo?

                        ¡¿Estas enfermo y casi nadie te llama!? ¡¿Y tú pasándote toda tu vida buscando nuevas ideas para mejorar al individuo, sociedad, humanidad!?

                        Una de las grandes preguntas del y sobre el ser humano, es la siguiente, ¿si existe Dios, Dios estará contento conmigo o al menos contentillo?

                        Cada vez escribo más abstracto y cada uno tome lo que quiera, y beba lo que desee, porque me he dado cuenta que ni lo evidente es aceptado casi siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario